En la comunidad hispana, consultar un experto no es una práctica común. Sin embargo es donde más se necesita. Los hispanos por lo general no tienen la cultura de consultar profesionales, pero teniendo en cuenta que una buen parte son inmigrantes recientes, la consultoría e su mucho más necesaria.

El inmigrante no conoce cómo fluye el  sistema americano y podría costarle muy caro aprender por su propia experiencia. Hay diferencias de idiosincrasia y procesos que son muy importantes, pero principalmente, un consultor tiene la visión externa que le permite ver los asuntos objetivamente.

Esto aplica para cualquier tipo de consultoría, pero si vamos específicamente a la consultoría para establecer o reestructurar un negocio, entonces es mucho más importante.

La persona que desea abrir un negocio tiene pasión por su idea, lo cual es una cualidad indispensable para ser exitoso. Pero esa cualidad se convierte en una desventaja cuando se trata de analizar las opciones y obstáculos, y principalmente los factores de riesgo.

El interesado no solo no ver, sino que muchas veces no quiere ver, cuáles serían las posibles desventajas en su negocio.

Igualmente ocurre con un negocio que ya está operando. El dueño o los dueños están demasiado inmersos en su propio problema y no logran tener perspectiva para resolverlo.

Cuanto entra un consultor, es increíble como muchas veces en tan solo unas horas y a veces minutos, un consultor puede ver soluciones sencillas que le ahorrarán miles de dólares.

 

¿Cuando contratar un consultor?

 

Si está pensando abrir un negocio,  debería preguntarse lo siguiente antes de empezar:

¿Tengo el conocimiento para  evaluar las opciones y desarrollar un plan de negocio?

Cuando alguien desea abrir un negocio, generalmente es porque es bueno en su profesión y espera poder manejar un negocio tan eficientemente como maneja su carrera. Pero en la realidad no es así. Según el SBA, solamente un 3% de los negocios sobreviven al tercer año y según ellos, – el SBA- las razones principales son :

 

1-Falta de análisis antes de iniciar el negocio. No se hizo un estudio del demográfico del área y el producto no es apropiado. El producto no tenía una competencia muy grande y no presenta ventaja competitiva.

2- Falta de experiencia administrativa. La mayoría de los negocios no tiene bien estructurados quickbooks y los dueños no saben manejarlo. Los gastos están muy altos, los precios muy bajos o mal estructurados o los empleados mal calificados.

3- Falta de capital. Cuando el plan de negocio no está bien desarrollado, no puede obtener capital. Cuando el negocio no está bien administrado, los documentos lo reflejan y no se puede obtener capital.